Recuperación

5- Recuperar el día a día desde la presentación del Concurso

Una vez presentado el Concurso parece que viene un tiempo de tranquilidad. Tenemos un año por delante donde podemos planificar con tiempo nuestras actuaciones. Pero no siempre es un momento de relajación. Se hacen evidentes nuevos conflictos y es necesario activar mecanismos para recuperar a nivel personal nuestra actividad.

Las personas utilizan diferentes estrategias de recuperación. La estrategia que le sirve a una persona puede no servirle a otra. Igual que no hay concursos iguales no hay estrategias de recuperación iguales. En todo caso algunas de las estrategias que aparecen a continuación pueden servir de referencia:

5.1. Busca el apoyo de los demás. Las buenas relaciones con familiares y/o amigos son importantes. Aceptar el apoyo de esas personas te ayudará a recuperarte. A algunas personas les resulta muy útil implicarse en grupos como ONG,s o de otro tipo, realizar actividades sociales, jugar con los niños (es básico que los menores no se impliquen emocionalmente en un Concurso), buscar grupos de apoyo, conocer nueva gente.

5.2. No ver el Concurso como un problema insuperable. No se puedes evitar que sucedan ciertas cosas, pero sí se puede cambiar elmodo de responder ante esos sucesos. Intenta mirar al futuro y ver cómo las cosas mejorarán con el tiempo, piensa que no durará para siempre y utiliza frases que desdramaticen como: “es parte de la vida; lo superaré; podría ser aún peor; al menos tengo…

5.3. Acepta que el cambio es parte de la vida. Es posible que ciertas metas no puedan alcanzarse como resultado de situaciones adversas. Acepta las cosas que no pueden cambiarse y céntrate en aquello que sí puedes cambiar en estos momentos.

5.4. Persigue tus metas. Desarrolla metas realistas y divídelas en pequeñas submetas. Pregúntate: ¿qué pequeña meta puedo alcanzar ahora que sé que me ayudará a moverme en la dirección que deseo?

5.5. Actúa. Haz todo lo que puedas. En vez de despegarte lo más posible de la situación como si no fuera contigo o desear que desaparezca, crea planes de acción y actúa.

5.6. Busca oportunidades de auto-descubrimiento. Muchas personas descubren que han crecido o han aprendido cosas de sí mismas como resultado de un Concurso. Personas que han atravesado tragedias dicen sentirse más fuertes (incluso teniendo sentimientos de vulnerabilidad), una mayor sensación de valía personal, una espiritualidad más desarrollada y un mayor aprecio de la vida.

5.7. Alimenta un buen auto-concepto. Confía en tu instinto y capacidad para salir adelante. ¿Qué mejor persona que tú mismo/a para entregarle tu confianza plena?

5.8. Mantén una adecuada perspectiva. Incluso en situaciones muy estresantes, trata de considerar la situación desde un punto de vista amplio y desde una perspectiva a largo plazo. No tengas una visión en túnel donde sólo ves lo negativo y un presente negro. Amplía esa visión para ser más realista.

5.9. No pierdas el optimismo ni la esperanza. No se trata de que no hagas nada pensando que todo se arreglará como por arte de magia, pero tampoco te vayas al extremo opuesto y lo veas todo con pesimismo y desesperanza. Busca un término medio.

5.10. Cuida de ti mismo/a. Presta atención a tus necesidades y sentimientos. Practica actividades que te hagan disfrutar, haz ejercicio, haz una alimentación sana.

5.11. Busca recursos de ayuda externos, como grupos de ayuda, libros de autoayuda y superación, recursos en internet, psicoterapia, etc.

5.12. Utiliza el humor. Mantener el sentido del humor en situaciones estresantes te ayudará a tomar distancia y no verte tan abrumado por lo que está sucediendo.

5.13. Aprende de los demás. Recuerda situaciones parecidas que hayan vivido personas que conoces, ¿qué recursos han utilizado, cómo lo han superado?

5.14 Otras estrategias. Algunas personas encuentra útil escribir acerca de lo que sienten y piensan y del significado que tiene para ellas lo que les está pasando. La meditación y prácticas espirituales también pueden ayudar a algunas personas